CBD en la actualidad.

Introducción

El estrés del entrenamiento estimula la adaptación y un mayor rendimiento, pero el trauma físico y el desgaste prolongado también provocan lesiones y dolor.  En busca de una mejor recuperación deportiva y un alivio del dolor más seguro, muchas personas preguntan sobre el cannabidiol (CBD) para deportistas.
El uso crónico de analgésicos de venta libre [medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES); como ibuprofeno y naproxeno sódico] presenta un riesgo para la salud mayor de lo que se conocía anteriormente y estamos en medio de una epidemia de adicción a los opioides y sobredosis que se relacionan con decenas de miles de fallecimientos en estadounidenses cada año. Por esta casuística, hoy día se siente bastante curiosidad por los posibles efectos que pueden producir los CBD en deportistas profesionales, como alivio del dolor y reducción de la inflamación, sin los riesgos asociados con los opioides.

Legalidad del CBD

Ahora bien, ¿el CBD es legal para los deportistas? Sí. A principios de 2018, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) eliminó el CBD de la lista de sustancias prohibidas. La Agencia Antidopaje de EE. UU. (USADA) hizo lo mismo y tiene publicada un artículo de “Preguntas frecuentes sobre la marihuana” para aclarar posibles malinterpretaciones. Hay una advertencia importante: solo se eliminó el CBD de la lista de sustancias prohibidas. El componente psicoactivo de la marihuana, el THC, todavía está prohibido, al igual que los cannabinoides sintéticos. En cuanto a la legalidad externa al rendimiento deportivo, es un asunto completamente diferente. La legalidad federal, estatal y local del cannabis y productos relacionados está en constante evolución.

¿Qué es, qué produce y por qué se recomienda el uso del CBD endeportistas profesionales?

Hay que aclarar que los cannabinoides ya existen en el cuerpo. Los científicos han identificado lo que denominan sistema endocannibinoide (ECS) que modula la actividad de las neuronas 19. Pacher, P. “The Endocannabinoid System as an Emerging Target of Pharmacotherapy.” Pharmacological Reviews, vol. 58, no. 3, 2006, pp. 389–462., doi:10.1124/pr.58.3.2. . El CBD es un fitocannabinoide que se encuentra naturalmente en la planta de cannabis. A diferencia del THC, que también se encuentra en el cannabis, el CBD no es psicoactivo.
No obstante, la evidencia de los científicos sobre cómo funciona el ECS y cómo influye el CBD todavía está evolucionando. Durante mucho tiempo, la investigación en esta área fue difícil de completar debido al estatus legal de la marihuana. Sin embargo, ya existe literatura científica que nos aclara bastantes conceptos sobre lo mismo 25. Halawa, Omar I., et al. “Role of Cannabinoids in Pain Management.” Essentials of Pain Medicine, 2018, doi:10.1016/b978-0-323-40196-8.00056-5. (5).
Se ha determinado que dentro del sistema nervioso se producen dos endocannabinoides (2-AG y EAE) en las neuronas postsinápticas que se liberan en la sinapsis. Se unen a los receptores CB1 y CB2 en la neurona presináptica y actúan para inhibir la liberación de ciertos neurotransmisores. Por ejemplo, cuando el CBD se usa para tratar la epilepsia, puede reducir la actividad convulsiva, en parte, reduciendo la acumulación de glutamato, un neurotransmisor excitador.
Los receptores CB1 se encuentran en todo el cerebro, la médula espinal y otros tejidos. Los receptores CB2 también, pero la mayoría de ellos se encuentran en los tejidos del sistema inmunológico. La unión del CBD a los receptores CB1 tiene un mayor efecto en el sistema nervioso central y la unión del CBD a los receptores CB2 tiene un mayor efecto en la reducción de la inflamación.
Por otro lado, se ha evidenciado que el propósito principal del ECS parece ser mantener la homeostasis, lo que hace mantener bajo control los niveles de neurotransmisores. Se podría pensar que el consumo de CBD complementa o aumenta la actividad del sistema endocannabinoide existente del cuerpo.
Los deportistas profesionales someten al cuerpo a un mayor estrés, lo que provoca dolor e inflamación mayores de lo que su sistema endocannabinoide puede manejar. Agregar CBD exógeno puede ayudar a que este sistema sobrecargado vuelva a controlar los neurotransmisores y ayude a los deportistas a mantener la homeostasis.

 

Beneficios del CBD en deportistas

  • Alivio del dolor. Los estudios han demostrado que el CBD es eficaz para reducir el dolor, incluido el dolor musculo-esquelético inducido por el ejercicio, así como la rigidez de las articulaciones 35. Halawa, Omar I., et al. “Role of Cannabinoids in Pain Management.” Essentials of Pain Medicine, 2018, doi:10.1016/b978-0-323-40196-8.00056-5. (5).
  • Alternativa a los AINES. Los deportistas han consumido AINES de venta libre como ibuprofeno y naproxeno sódico durante décadas, pero es posible que no sean tan seguros como pensábamos. A los deportistas de larga distancia, en particular, se les suele recomendar que eviten los AINES durante las sesiones de entrenamiento y los eventos prolongados, debido al mayor riesgo de daño renal.
    Además, si sus entrenamientos y eventos son cortos, el uso frecuente o prolongado
    de AINES puede aumentar su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Algunos deportistas han descubierto que el efecto analgésico del CBD puede reducir o eliminar el uso de AINES para evitar el dolor relacionado con el ejercicio, con efectos secundarios mínimos. Según The Essentials of Pain Medicine, “no hay muertes documentadas por CBD o productos a base de cannabinoides. En una revisión sistémica de estudios sobre el cannabis oral para diversas afecciones médicas, se ha evidenciado que la mayoría de los informes de eventos adversos se consideraron no graves (96,6%)”.

  • Alternativa a los opioides. En 2016, los opioides estuvieron relacionados con la muerte de más de 42000 estadounidenses. Los analgésicos opioides (es decir, morfina, codeína…) son muy eficaces para el manejo del dolor, pero conllevan un riesgo significativo de adicción y muerte por sobredosis. Los cannabinoides no son tan efectivos como los opioides para aliviar el dolor agudo de alta intensidad 45. Halawa, Omar I., et al. “Role of Cannabinoids in Pain Management.” Essentials of Pain Medicine, 2018, doi:10.1016/b978-0-323-40196-8.00056-5. (5), pero pueden ser efectivos para el manejo del dolor a largo plazo, ya sea solos o junto con otros medicamentos, con mucho menos riesgo de dependencia o muerte accidental.
  • Reducción de la inflamación. Una inflamación ligera puede ser buena para los deportistas al ayudar a estimular adaptaciones positivas al entrenamiento. Sin embargo, una inflamación excesiva dificulta la recuperación y perjudica el rendimiento. Hay receptores CB2, tanto en el cerebro como en la periferia, pero están más concentrados en los tejidos inmunes. Los cannabinoides, que se unen a los receptores CB2, pueden tener un efecto antiinflamatorio al reducir la producción de citoquinas (mensajeros celulares) 5Nagarkatti, Prakash, et al. “Cannabinoids as Novel Anti-Inflammatory Drugs.” Future Medicinal Chemistry, vol. 1, no. 7, 2009, pp. 1333–1349., doi:10.4155/fmc.09.93. (8). En otras palabras, el CBD unido a los receptores CB2 ayuda a reducir la respuesta cuando su sistema inmunológico hace “sonar la alarma” después de entrenamientos duros.
  • Ayudar con los problemas intestinales. La inflamación en el intestino delgado y grueso causa mucha incomodidad. El malestar gastrointestinal es una de las principales razones por las que los deportistas de resistencia abandonan las carreras. El CBD no resolverá los problemas estomacales por deshidratación y sobrecalentamiento (dos causas principales para los deportistas), pero si existen problemas de inflamación subyacentes que contribuyen a problemas intestinales durante o después del ejercicio, el CBD puede ser eficaz para reducir sus síntomas. Hay receptores CB1 y CB2 en el colon. Se ha estudiado que los síntomas de la colitis se inhibieron en ratones cuando se activaron los receptores CB1 y CB2 6Nagarkatti, Prakash, et al. “Cannabinoids as Novel Anti-Inflammatory Drugs.” Future Medicinal Chemistry, vol. 1, no. 7, 2009, pp. 1333–1349., doi:10.4155/fmc.09.93. (8).
  • Mejorar la calidad del sueño. Dormir más y mejor es una de las formas más
    efectivas en la que un deportista puede lograr mejores resultados en el
    entrenamiento. Los deportistas que consumen CBD presentan mayor facilidad para
    dormir y una noche de sueño más reparador. Una posible razón de esto podría ser
    que el CBD inhiba la captación de adenosina 7Murillo-Rodriguez, Eric, et al. “Anandamide Enhances Extracellular Levels of Adenosine and Induces Sleep: An In Vivo Microdialysis Study.” Sleep, vol. 26, no. 8, 2003, pp. 943–947., doi:10.1093/sleep/26.8.943. (7). El trifosfato de adenosina (ATP) se
    descompone a medida que su cerebro quema carbohidratos para obtener energía y
    la adenosina se acumula gradualmente en el cerebro. Una mayor unión de adenosina
    a las neuronas inhibe la liberación de neurotransmisores, lo que ralentiza la actividad
    cerebral y, por tanto, ayuda a sentirse más tranquilo e induce el sueño. El cuerpo
    metaboliza la adenosina mientras se duerme y las bajas concentraciones de la misma
    lo ayudan a despertarse y el proceso comienza de nuevo. Al unirse a los mismos receptores a los que se uniría la adenosina, el CBD puede inhibir la captación de esta,
    lo que ayuda a que se acumule más rápidamente y te hace sentir somnoliento antes.
    El CBD también puede tener un potente efecto ansiolítico en algunas personas, lo
    que puede ayudarlas a conciliar el sueño y a tener un sueño más reparador.

¿Cómo usar el CBD?

Cada semana llegan al mercado nuevos productos que contienen CBD. Se puede administrar CBD a través de cápsulas, píldoras o en forma de aceite; se puede inhalar en forma de vapor; se ha incluido en bebidas deportivas, bebidas de recuperación y en algunos alimentos. Además, hay cremas y lociones tópicas que contienen aceite de CBD, así como gotas que se pueden colocar debajo de la lengua.
La forma en que se consume CBD puede afectar a la rapidez con que experimentan sus efectos. Las cápsulas, el aceite y los alimentos deben digerirse, por lo que pueden tardar un poco más. Se dice que las cremas tópicas son más rápidas que los alimentos, así como que las gotas sublinguales junto a la inhalación mediante vapeo son las más rápidas.
El CBD está disponible como “espectro completo” o “aislado”. Los productos de CBD de espectro completo contienen CBD y otros compuestos que se encuentran en la planta original, que podrían incluir pequeñas cantidades de THC. Si el CBD se deriva del cáñamo industrial, se supone legalmente que el contenido de THC de la planta original es inferior al 0,3%. Los productos de CBD de espectro aislado solo pueden contener CBD. El CBD aislado y el CBD producido a partir de cáñamo serían una mejor opción desde un punto de vista antidopaje para cualquier persona con pruebas de drogas de tolerancia cero.

¿Qué cantidad se debe administrar de CBD?

No existe una dosis estándar que proporcione un efecto igual para todas las personas. Los productos de CBD no están bien regulados, por lo que puede haber inconsistencias en la cantidad de CBD que contiene un producto. Además, dependiendo de cómo consuma CBD (aceite, galleta, bebida de recuperación, gotas, vapor…), puede variar la dosis. La forma más precisa de consumir CBD es probablemente a través de cápsulas o calculando cuántos miligramos de CBD hay en un volumen determinado.
Las empresas que producen y venden productos de CBD recomiendan
comenzar con una dosis baja y aumentarla gradualmente en función de los efectos
que se experimente.

Conclusión.

La aparición del CBD podría marcar un punto de inflexión importante en la forma en la que los deportistas se recuperan del estrés del entrenamiento y manejen el dolor tanto ocasional como crónico. La advertencia es que en este momento el uso de CBD y las formas en que se administra están un paso por delante de la ciencia. Aún queda mucho por aprender sobre cómo funciona el CBD y cómo utilizarlo mejor con los deportistas. Sin embargo, esto no es inusual. Cuando aparecieron las bebidas deportivas ricas en carbohidratos, estaba claro que estaban ayudando a mejorar el rendimiento, incluso si las fórmulas no eran perfectas y no se conocían todos los mecanismos.
Aunque no es una sustancia prohibida para los deportistas, el riesgo potencial para estos es si el producto que compra no contiene lo que dice en la etiqueta. Si realmente contiene una cantidad significativa de THC u otra sustancia prohibida, se corre el riesgo de cometer una infracción por dopaje. Como con cualquier otra cosa, habrá que investigar y encontrar una marca de renombre.

Con lo que sabemos en este momento y basado en literatura científica previa, el CBD ofrece grandes beneficios potenciales con pocos riesgos. Si mejora la recuperación como analgésico, antiinflamatorio y ayuda a dormir, entonces tiene un gran potencial para mejorar el rendimiento deportivo. Además, si se consigue que los deportistas reduzcan el consumo de AINES, opioides y somníferos recetados, estas serán victorias aún mayores.

Bibliografía.

(1). Pacher, P. “The Endocannabinoid System as an Emerging Target of Pharmacotherapy.” Pharmacological Reviews, vol. 58, no. 3, 2006, pp. 389–462., doi:10.1124/pr.58.3.2.

(2) (3) (4). Halawa, Omar I., et al. “Role of Cannabinoids in Pain Management.” Essentials of Pain Medicine, 2018, doi:10.1016/b978-0-323-40196-8.00056-5.

(5) (6). Nagarkatti, Prakash, et al. “Cannabinoids as Novel Anti-Inflammatory Drugs.” Future Medicinal Chemistry, vol. 1, no. 7, 2009, pp. 1333–1349., doi:10.4155/fmc.09.93.

(7). Murillo-Rodriguez, Eric, et al. “Anandamide Enhances Extracellular Levels of Adenosine and Induces Sleep: An In Vivo Microdialysis Study.” Sleep, vol. 26, no. 8, 2003, pp. 943–947., doi:10.1093/sleep/26.8.943.

(8). Booz, George W. “Cannabidiol as an Emergent Therapeutic Strategy for Lessening the Impact of Inflammation on Oxidative Stress.” Free Radical Biology and Medicine, vol. 51, no. 5, 2011, pp. 1054–1061., doi:10.1016/j.freeradbiomed.2011.01.007.

(9). Elman, Igor, and Scott E. Lukas. “Effects of Cortisol and Cocaine on Plasma Prolactin and Growth Hormone Levels in Cocaine-Dependent Volunteers.” Addictive Behaviors, vol. 30, no. 4, 2005, pp. 859–864., doi:10.1016/j.addbeh.2004.08.019.

(10). Filippis, Daniele De, et al. “Cannabidiol Reduces Intestinal Inflammation through the Control of Neuroimmune Axis.” PLoS ONE, vol. 6, no. 12, 2011, doi:10.1371/journal.pone.0028159.

(11). Gorzalka, Boris B., et al. “Regulation of Endocannabinoid Signaling by Stress: Implications for Stress-Related Affective Disorders.” Neuroscience & Biobehavioral Reviews, vol. 32, no. 6, 2008, pp. 1152–1160., doi:10.1016/j.neubiorev.2008.03.004.

(12). Hammell, D.c., et al. “Transdermal Cannabidiol Reduces Inflammation and Pain- Related Behaviours in a Rat Model of Arthritis.” European Journal of Pain, vol. 20, no. 6, 2015, pp. 936–948., doi:10.1002/ejp.818.

(13). Patricia H. Reggio, “Endocannabinoid Binding to the Cannabinoid Receptors: What Is Known and What Remains Unknown”, Current Medicinal Chemistry (2010) 17: 1468. https://doi.org/10.2174/092986710790980005

(14). Xiong, Wei, et al. “Cannabinoids Suppress Inflammatory and Neuropathic Pain by Targeting α3 Glycine Receptors.” The Journal of Experimental Medicine, vol. 209, no. 6, 2012, pp. 1121–1134., doi:10.1084/jem.20120242.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *